EL DAMASQUINADO DE TOLEDO

Toledo, acogedor de las aportaciones estéticas y culturales de tantos pueblos, abierto por la condición de sus habitantes el trabajo artesano, ha hecho del damasquinado una tradición conservada hasta nuestro tiempo por la vocación de auténticos maestros damasquinadores.

 

Desde su fundación, Midas es continuador de esta tradicional artesanía que los célebres artesanos damasquinadores, con su ingenio y destreza, consiguieron que el nombre de Toledo alcanzara fama universal.

 

Hoy, dentro de un mundo en constante evolución científica, Midas combina las más modernas tecnologías con espíritu artesano, aquél que dió gloria al Damasquinado de Toledo.

 

Asimismo, Midas garantiza que sus productos están hechos en Toledo mediante la incrustación de oro amarillo de 24 kts. y oro verde de 18 kts., con un mínimo de 4 micras de espesor (07/02/87 DOCM).

© Midas 2015. Todos los derechos reservados.